Pavimento hospitales

Ventajas de los suelos de linóleo para entornos sanitarios

Descubre las ventajas que aportan los suelos de linóleo en entornos sanitarios. Obtén durabilidad, resistencia, propiedades higiénicas, seguridad y confort a partes iguales gracias a un producto sostenible.

Hospitales, centros de salud, centros de rehabilitación, residencias para la tercera edad… Los entornos sanitarios necesitan un producto específico adaptado a las particularidades de este tipo de servicios. Las ventajas de los suelos de linóleo responden perfectamente a dichas demandas gracias a su durabilidad, a sus propiedades higiénicas, al confort que trasladan y a estar fabricados con materiales responsables con la salud y el medioambiente.

Pavimentos de linóleo para entornos sanitarios

1. Seguridad a tus pies

Las ventajas de los suelos de linóleo para entornos sanitarios son múltiples, empezando porque se trata de un pavimento totalmente natural, pues está confeccionado con materiales orgánicos como el aceite de linaza o la piedra molida. En otras palabras, se trata de un suelo saludable, que respeta el bienestar de aquellos pacientes o profesionales que los transitan además de nuestro entorno natural, y que es antiestático.

Los suelos de linóleo carecen de PVC o de los tradicionales compuestos químicos empleados como plastificadores en busca de una mayor flexibilidad, lo cual convierte este tipo de pavimento en una opción perfecta contra las alergias a este tipo de productos en entornos sanitarios.

Seguros para tu salud por los materiales que emplean y también por sus acabados. Y es que, otras de las ventajas de los suelos de linóleo son sus propiedades higiénicas, al tratarse de pavimentos con tratamientos de superficie bacteriostáticos y resistentes a las manchas, lo que facilita enormemente su limpieza e higienización diarias.

2. Resistencia y durabilidad de los suelos de linóleo

La resistencia es otra de las grandes ventajas de los suelos de linóleo, ventaja que posibilita que esta opción se presente como una de las más duraderas del mercado incluso en entornos donde el tráfico de personas o equipos técnicos es continuado.

Con varios espesores y tipos de acabado, estos pavimentos aguantan el envite de golpes, arazaños y punzamientos sin que el color se vea deteriorado en la superficie y sin necesidad de tratamientos superficiales para su mantenimiento como puede ser el encerado. Además, son impermeables, una característica idónea en entornos donde es común el uso frecuente de los baños o en localizaciones geográficas donde la lluvia es habitual.

3. Aislamiento acústico y bienestar

Aunque los suelos de linóleo no tienen por qué presentar aislamiento acústico, se trata de una característica altamente demandada en espacios que han de preservar el bienestar, la armonía y la comodidad del usuario o paciente para su pronta recuperación. 

Por otra parte, los pavimentos de linóleo resultan muy agradables al tacto, lo cual ofrece un plus en la búsqueda incesante de quienes apuestan por este pavimento de crear una atmósfera de recogimiento y confianza.

4. Diseños para crear ambientes acogedores.

La extensa gama de texturas y colores que presentan los suelos de linóleo actuales, la apuesta Mipolam Symbioz de Gerflor es un buen ejemplo de ello, destierra la idea de que este tipo de pavimento no es capaz de adecuarse estéticamente a las necesidades del entorno. Como decimos, nada más lejos de la realidad.

La amplia paleta de colores y sus grandes posibilidades en diseño (estampados que pueden incluso imitar la piedra o la madera, terminaciones, etc.) hacen de los suelos de linóleo una opción idónea cuando se trata de crear ambientes acogedores, donde los usuarios y pacientes se sientan como en casa.

Mipolam elegance
Posts relacionados
Suscríbete y entérate de todas nuestras novedades