pavimentos para hospitales

Cinco características de los pavimentos para hospitales

Los pavimentos vinílicos para hospitales Gerflor son resistentes, cómodos, personalizables, higiénicos y respetuosos con el medioambiente y la salud.

Pavimentos para hospitales

Extremadamente resistentes, cómodos, personalizables, higiénicos y respetuosos con el entorno y con la salud, así deben ser, a grandes rasgos, los pavimentos para hospitales y centros de salud, al menos los de aquellos que deseen garantizar la idoneidad del revestimiento escogido, así como su largo ciclo de vida.

Afortunadamente, hoy en día, el mercado ofrece una interesante variedad en pavimentos vinílicos especialmente pensados para hospitales, con tratamientos superficiales innovadores y una amplísima gama de acabados que permiten la perfecta adaptación del suelo al espacio y usos destinados.

Cinco ventajas de los pavimentos para hospitales

1. Cuando la resistencia del pavimento no es una opción

Todo pavimento diseñado para su colocación en un hospital debe reunir como condición indiscutible la resistencia. Esta característica no es una opción, sino una prioridad a la hora de escoger el suelo adecuado.

Cuando nos referimos a resistencia lo hacemos en términos globales, es decir, resistencia al desgaste por el paso continuado de personas (profesionales sanitarios, pacientes, visitas…); de equipamiento y mobiliario clínico, en ocasiones, muy pesado; resistencia frente a impactos, productos químicos, posibles perforaciones y un largo etcétera.

Los pavimentos vinílicos para hospitales Gerflor resultan, en este sentido, idóneos. Destacan las gamas Mipolam Elegance, de gran rendimiento frente al tráfico pesado gracias a sus partículas de alta resistencia (100 % PVC), o Taralay Premium Compact, ideada para zonas de tráfico extremo, sin cargas minerales y excelente resistencia a la abrasión y al punzonamiento.

Comodidad: un plus siempre que el tiempo es oro Humanizacion de los espacios

Otra característica inherente a los pavimentos para hospitales es que sean cómodos, es decir, de fácil limpieza y mantenimiento, así como confortables y silenciosos. No podemos olvidarnos de la adecuación de los espacios a los usuarios, los protagonistas de esta película, los usuarios, deben de estar en las mejores condiciones posibles.

Y es que, en un lugar donde el descanso y el bienestar de los pacientes lo es todo, el pavimento debe brindar un plus en amortiguación de los impactos, aislamiento acústico, absorción de sonidos y rápida higienización. Debemos ser un elemento más que ayude a la rápida recuperación de los enfermos.

3. Pavimentos totalmente personalizables

Las cualidades estéticas del revestimiento (diseños, colores, acabados…) también deben tenerse en cuenta en el campo de la atención sanitaria por dos razones básicas:

  • Contribuyen a proporcionar un ambiente concreto, es decir, permiten crear la atmósfera deseada, ya sea de tranquilidad y sosiego, de armonía, de innovación o de alegría y acogimiento, por ejemplo, en las áreas de atención infantil. En otras palabras, ayudan a los pacientes a afrontar la estancia en el hospital, lo que se denomina decoración terapéutica en hospitales.
  • Se adaptan a las cualidades de las diversas secciones, y es que un hospital cuenta con zonas de paso, de atención y de espera comunes, habitaciones para ingresos, zonas administrativas, zonas técnicas (quirófanos, urgencias…), y cada una de ellas precisa un tipo de superficie y acabado.

4. Ante todo, higiénicos

Como no podía ser de otra forma, los pavimentos para hospitales que presentan soluciones higiénicas y bacteriostáticas, fungistáticas e incluso viricidas en el caso de los pavimentos Gerflor, ofrecen cualidades muy ventajosas frente a otros pavimentos comunes, pues son capaces de proteger en mayor medida la salud de pacientes, familiares así como de todo el personal que trabaja en el complejo sanitario.

En este sentido, los suelos vinílicos ofrecen una respuesta acertada, pues cuentan con superficies resistentes y que permiten una fácil limpieza y rápida desinfección gracias a tratamientos anti-manchas, antiestáticas, impermeables…, lo cual ofrece además mayor seguridad.

5. Respetuosos con el entorno y con la salud

En Gerflor estamos convencidos de que la actividad de una gran empresa debe representar sus valores, por eso, apostamos por pavimentos para hospitales respetuosos con el entorno natural y con la salud de las personas, más aún cuando se trata de suelos para superficies sanitarias. Un buen ejemplo de ello es nuestra gama Mipolam Symbioz, con plastificantes 100 % de origen vegetal, un 75 % de materias primas sostenibles o renovables y una paleta de 36 colores naturales para un diseño totalmente libre.

Mipolam elegance
Categorías:Suelos resistentes.
Posts relacionados
Suscríbete y entérate de todas nuestras novedades