¿Cuáles son los pavimentos industriales más demandados?

¿Cuáles son los pavimentos industriales más demandados?

El sector de los pavimentos industriales ha protagonizado en los últimos años una revolución de la mano de propuestas innovadoras diseñadas para resistir más y mejor a un menor coste.

En este sentido, los pavimentos vinílicos se han situado en un lugar privilegiado dentro del mercado gracias a su gran flexibilidad, funcionalidad y alta rentabilidad frente a otros materiales como el hormigón u hormigón pulido, la goma, el epoxi o la baldosa cerámica.

En formato rollo, es decir, continuo, o como loseta vinílica, no importa la opción que se elija, este tipo de pavimento industrial reúne todas aquellas características que precisan las empresas en suelos capaces de albergar actividades con tráfico elevado (automoción, textil…), alta tecnología (aeroespacial, electrónica…), de carácter científico (farmacéutica, biotecnología…), etcétera.

Los pavimentos industriales más demandados

1. Características básicas de los pavimentos industriales

Como hemos señalado más arriba, los suelos vinílicos responden a todas aquellas necesidades a las que deben hacer frente los pavimentos industriales.

Nos referimos a su nivel de resistencia frente al paso de personas, vehículos y equipos, respecto a impactos, productos químicos, abrasión, punzonamiento y humedad (capítulos en los que el pavimento vinílico presenta excelentes propiedades), a su capacidad impermeable y para absorber los ruidos (cualidades muy preciadas en un entorno industrial), a las garantías que ofrece frente a una fácil higienización y mantenimiento, a su enorme adaptabilidad y posibilidad de diseño gracias a la gama de acabados, al confort que proporcionan por resultar agradables al tacto y, claro está, a la posibilidad de contar con modelos ecológicos.

Pavimentos conductivos, ¿por qué son una opción idónea?

La propiedad conductiva de ciertos materiales, es decir, su resistencia al paso de la electricidad estática, resulta especialmente importante y peligrosa cuando hablamos del sector industrial, ya que una carga electroestática no solo podría dañar gravemente equipos electrónicos o informáticos especialmente sensibles, sino poner en peligro la salud de los trabajadores y trabajadoras de la planta llegando incluso a generar enfermedades como la lipoatrofia muscular. En este sentido, los pavimentos vinílicos conductivos representan una respuesta de seguridad.

Las gamas de Gerflor Mipolan Elegance EL5, Mipolam Tecnic EL5 y GTI EL5 han sido especialmente diseñadas para ofrecer las máximas garantías como pavimentos conductivos.

pavimentos industriales

La importancia de los suelos antideslizantes

Pero no solo es interesante que el pavimento industrial sea conductivo, también lo es que sea antideslizante para minimizar el riesgo de caída o accidente dentro de la empresa.

De hecho, los incidentes causados por resbalones en el lugar de trabajo son una de las principales causas de baja laboral. Tarasafe Geo / Ultra, standard, plus y super, la gama completa que aúna la innovación de Gerflor presenta una excepcional concentración homogénea de partículas antideslizantes en la capa de uso y una resistencia al deslizamiento acorde y ajustada a los diferentes usos que sean necesarios, pretende acabar con este tipo de siniestralidad en el ámbito industrial.

2. Fáciles de instalar, fáciles de modificar

Si algo demanda el mercado hoy en día son empresas dinámicas y perfectamente adaptables, es decir, preparadas para dimensionarse en cualquier momento en virtud de la actividad industrial o para crear nuevos espacios en función de los objetivos empresariales. Este tipo de plantas precisan, claro está, un pavimento industrial que las acompañe en dicho reto.

En este sentido, el pavimento vinílico presenta propiedades difíciles de superar, no solo porque su instalación es muy sencilla y rápida, sino porque puede modificarse o renovarse de forma cómoda y sin grandes sobrecostes gracias al formato de loseta vinílica, de hecho, no es necesario parar la actividad de la planta para ello. Pavimentos autoportantes como el GTI MAX de Gerflor ayudan a la modularidad y fácil modificación de zonas, así como el sectoring sin interrumpir la actividad de cualquier fabrica.

El pavimento vinílico industrial se presenta, así como una opción perfecta para aquellas empresas industriales, sean pequeñas, medianas o de gran tamaño, que sopesan la posibilidad de ampliar sus instalaciones o incluso modificar la distribución de las mismas en un futuro próximo con el fin de dar respuesta a las necesidades de su actividad.

Soluciones innovadoras pavimentos industriales
Categorías:Elegir suelo vinílico.
Posts relacionados
Suscríbete y entérate de todas nuestras novedades